Apps y Reglamento General de Protección de Datos

Todo Internet se hizo eco del enorme éxito de la App que podía devolvernos nuestro rostro envejecido. FaceApp, según distintas denuncias, incumple varios apartados del Reglamento Europeo de Protección de Datos. Entre las infracciones tenemos el envío masivo de nuestras imágenes a EE.UU. y Rusia.

Entre tanto, se han escuchado voces expertas sobre las características de un mercado que aún no permite una política de total transparencia en el uso de los datos. Al parecer, es relativamente frecuente que múltiples aplicaciones que circulan por la red incumplan la normativa europea; debe tenerse presente que durante su ejecución intervienen procesos con base en lugares muy distantes entre sí.

El problema de las App que no cumplen con distintas leyes o normas no es nuevo, la diferencia radica en el éxito que consiga el producto, por ejemplo, gracias a la acción y difusión de influencers con grandes audiencias. Es entonces cuando las grietas en la seguridad o el uso fraudulento de nuestros datos comienza a hacerse más notorio.

Las deficiencias en las políticas de privacidad son, a veces, algo intencionadas. En el caso de FaceApp, la compañía que explota la aplicación podría ceder nuestra imagen y otras informaciones a terceros, violando el Reglamento Europeo de Protección de Datos. Además, puede implementar tratamientos que analizan nuestra conducta o consumos. En estos procedimientos, al parecer, no actúa el consentimiento expreso del usuario. Tampoco parece estar claro cómo y dónde puede solicitarse el borrado.

En resumen, la política de privacidad que muestran muchos de estos productos son textos genéricos que circulan por la red. Por supuesto, hemos llegado a un momento donde estas praxis empresariales generan desconfianza con mucha rapidez. Poco a poco se ha ido edificando cierta conciencia social sobre la fiabilidad de un producto (digital, por ejemplo) como criterio importante para decidir su consumo.

Como seguramente recordamos, también se han conocido casos de organizaciones políticas, deportivas, etc. que usan Apps para capturar información sobre sus militantes o espiar sus hábitos de compra: desde análisis ideológico con sentido empresarial hasta conteo de establecimientos con determinados canales de TV en sus pantallas.

En todos esos casos la Agencia Española de Protección de Datos ha intervenido en defensa de los intereses de los ciudadanos. En este sentido, es digno de mención que el RGPD, que entró en vigor durante el 2018, establece un sistema de sanciones que, entre otros, tiene un fin disuasorio. Todo con el fin de conseguir el máximo cumplimiento de la norma, en un ámbito que, como el digital, resulta sencillamente inabarcable. Por supuesto, en el sector de las Apps queda aún mucho camino por recorrer para terminar con unas prácticas que vulneran los derechos.

A estas alturas, seguramente pocas compañías dudan de las ventajas de profesionalizar sus políticas de protección de datos. Quienes se enfrentan a este gran reto, estar a la vanguardia en competitividad y generación de confianza, tienen una poderosa opción a su alcance: el Curso de Experto, Especialista y Máster en el Reglamento General de Protección de Datos, impartido por la UNED en colaboración con la Agencia Española de Protección de Datos.

LOS DATOS SON UN MERCADO

Deben contarse por millones las operaciones en dispositivos móviles consistentes en instalar y desinstalar Apps. En todas las ocasiones, el usuario debe preguntarse a dónde han ido sus datos. Y, por supuesto, que una aplicación esté disponible en las tiendas virtuales de grandes compañías, como Apple, no significa que ésta cumpla íntegramente con la normativa vigente.

El mercado de los datos es algo donde todavía queda mucho por investigar, por su enrevesado ecosistema de vendedores, intermediarios y compradores. Esto ocasiona que indagar en posibles infracciones se convierta en una tarea compleja, en la que tiene un gran protagonismo la intervención del usuario conocedor de sus derechos.  Durante este proceso, el trabajo divulgativo y pedagógico en la sociedad será de vital importancia.

Compartir:

Email de información: jglez@cee.uned.es - rhc@agpd.es

Ir arriba