La Ley Orgánica en el Programa Modular de Experto, Especialista y Máster en el RGPD de la UNED y la AEPD

En días pasados resultó aprobada, con el 93% del Parlamento, la nueva norma que reglamenta el RGPD en España.

El apoyo mostrado, resultado de las negociaciones entre los grupos políticos, intenta desarrollar lo orientado en el Reglamento Europeo de de Protección de Datos. Se trata de una nueva Ley que faculta a todos los ciudadanos para que ejerzan sus derechos relativos al uso de los datos personales, por ejemplo, garantizando que los canales para tal ejercicio existan y actúen.

Entre los contenidos importantes de la nueva Ley Orgánica encontramos los modos y formas en que se debe informar acerca del uso de nuestros datos, con cierto énfasis en lo ocurrido en Internet. En esta área observamos avances muy importantes, como la creación de un modelo escalonado de información donde el usuario podrá acceder a cada aspecto sobre el tratamiento del que son objeto sus datos.

Por otra parte, la nueva norma fija en 14 años la edad mínima para otorgar autónomamente el consentimiento para el uso de los datos personales. Además, se establece con claridad el derecho a solicitar la supresión de datos existentes en plataformas como redes sociales, por parte de menores de edad o grabados cuando se estaba en la minoría de edad.

Existe, por otra parte, un desarrollo del derecho al acceso, la rectificación o supresión de datos personales relacionados con personas fallecidas.

La Agencia Española de Protección de Datos planteo durante el proceso de gestión de la nueva Ley un fortalecimiento de las obligaciones contraídas en el sistema educativo. Se buscaba crear una cultura temprana sobre el buen uso de la Red, la privacidad, etc., también mediante una formación específica en la materia dirigida a los cuerpos docentes. A esos efectos, se establece el plazo de un año, desde la entrada en vigor de la Ley Orgánica, para que el Gobierno presente un proyecto legislativo dirigido al sector educativo, donde se establecerán los criterios curriculares a cumplir por parte de los docentes.

Como es conocido, también hay una regulación del derecho al olvido en los entornos propios de la sociedad de la información. Aunque quedan excluidos aquellos datos que provengan de terceros, como parte del ejercicio profesional. Recordemos que un derecho al olvido sin esta salvedad habría chocado con el derecho a la libre información. 

El concepto de intimidad es uno de los ejes de esta normativa. La nueva Ley reglamenta este derecho, extendiéndolo hasta los límites de la videovigilancia y la grabación de sonidos, por ejemplo, en los espacios laborales. Como explicáramos en una entrada anterior de este Blog, observamos el derecho a la desconexión y la intimidad en relación a dispositivos electrónicos de la empresa en manos de empleados (incluyendo el factor de la geolocalización).

En cuanto a la inclusión en ficheros con información bancaria o crediticia, queda limitado a cinco años el tiempo en que unos datos personales pueden estar incluidos en dichas bases para su consulta (y estableciendo una cantidad mínima de deuda).

Finalmente, entre las varias novedades relacionadas con el RGPD, tenemos la reforma de la Ley de competencia desleal: ahora se considera un fraude grave el intento de suplantación de identidad de la AEPD y sus facultades y aquellas prácticas que venden sistemas de adaptación sin costos a la nueva normativa. Esto busca evitar que los ajustes a realizar por las empresas dejen de tener la calidad que demanda la nueva coyuntura.

Por supuesto, un capítulo tan importante en la llegada del Reglamento Europeo de Protección de Datos, su Ley Orgánica, es materia abordada en el Programa Modular de Experto, Especialista y Máster en el RGPD impartido por la UNED y la Agencia Española de Protección de Datos.

 

Compartir:

Email de información: jglez@cee.uned.es - rhc@agpd.es

Ir arriba