Reglamento Ganeral de Portección de Datos en América Latina

La entrada en vigor de la normativa europea en protección de datos afecta a cualquier empresa u organización cuya actividad involucre el tratamiento de datos de residentes en la UE, tengan o no su sede en territorio comunitario. A esto sumemos otra relación evidente: la grandísima presencia de compañías europeas en toda Latinoamérica.

La forma como está influyendo el RGPD en los procedimientos de los países latinoamericanos es algo dispar. Aunque, debido al importante intercambio de bienes y servicios, al gran flujo de ciudadanos entre una región y otra, etc., el Reglamento Europeo de Protección de Datos está llamado a ser una especie de escenario común, donde puede trabajarse para armonizar las normativas de protección de los datos personales entre bloques de países que ya comparten grandes intereses comerciales y socioculturales.

ALGUNOS PANORAMAS DE AMÉRICA LATINA EN RELACIÓN A LA PROTECCIÓN DE DATOS

En Brasil, por ejemplo, la legislación al respecto no ha madurado por completo en el seno de sus instituciones. Lo que sí existe es un sistema algo fragmentado que consagra la protección de la intimidad, la imagen y buen nombre personales, etc. Añadido a esto, la legalidad brasileña (Constitución y Código Civil) contempla el secreto en las comunicaciones.

Pero también tienen un “Marco Civil de Internet”, que conserva apartados dedicados a las garantías y comportamiento admisible en la red (englobando al tratamiento de los datos personales). Su modelo de Defensa del Consumidor no es claro respecto a los derechos que un ciudadano puede ejercer al respecto.

Por supuesto, al entrar en vigor el RGPD, la urgencia llevó a ciertos trámites parlamentarios en las instituciones federales del gigante suramericano que tratan específicamente sobre protección de datos personales, el proyecto tiene diversas influencias llegadas del modelo europeo (entre otras cosas, extiende las obligaciones a sujetos o entidades extrajeras que gestionen datos de ciudadanos del país).

En el caso de Colombia, las legislaciones sancionadas en el 2013 establecen cómo debe ser y organizarse la protección de datos personales, así como la batería de obligaciones que contraen quienes recolecten y utilicen datos. Desde el 2008 el país ya contaba con una normativa clara sobre protección de datos relacionados o imbuidos en el sistema bancario y crediticio. También es de mencionar que, desde el 2014, existe un Registro Nacional de Bases de Datos que necesariamente impone cierto orden en la información disponible sobre quién y por qué gestiona datos de carácter personal.

En la actualidad existen proyectos de Ley en Colombia que pretenden una profunda armonización con el RGPD.

Otro socio importante de la Unión Europea, Chile, tiene un aparato jurídico de protección de los datos de carácter personal desde 1999. Hablamos de unas de las regulaciones más maduras de la región, que gobierna aspectos como el acceso a los datos, sus posibilidades de uso, etc. En Chile, un tercero que quiera o necesite usar mis datos tendrá que conseguir un consentimiento por escrito, y antes tendrá que informarme de la finalidad de la gestión. Las autoridades del país llevan algún tiempo avanzando en la adaptación de la Ley a los requerimientos de la época digital; un proceso que pretende la articulación completa de una Agencia de Protección de Datos Personales, es decir, como en el caso de España, la creación de una autoridad enteramente competente. Todo esto coloca al país suramericano, una de las economías más fuertes del entorno, en una mayor compatibilidad con lo impartido por el Reglamento Europeo de Protección de Datos.  

Otro de los grandes del continente americano, México, cuenta con dos herramientas claves: La Ley Federal de Protección de datos (2010) y la reglamentación (2011). La finalidad de estos instrumentos es regular todo lo relacionado con el tratamiento de datos personales: acceso, información, almacenamiento y usos permitidos. La cuestión de la privacidad y los derechos de las personas sobre sus datos son figuras plenamente recogidas por la legislación mexicana.

Algunas cifras (del año 2016) hablan de 5.800 compañías extrajeras con intereses en México, un 33,5% son europeas, y de éstas un 13,2% parecen ser sociedades españolas. Lo que quiere decir que la existencia de una obligatoriedad respecto al Reglamento Europeo de Protección de Datos en México es muy amplia. En este sentido, es cuestión de tiempo que las autoridades emprendan esfuerzos legislativos más amplios para acercar sus sistemas al modelo europeo de protección de datos, con la consiguiente demanda de profesionales en la materia.

Por otra parte, en tierras peruanas también cuentan con una regulación específica y clara para la protección de datos de carácter personal. Existe vigencia de una normativa articulada sobre un sistema de protección, a adoptar por empresas u organizaciones que necesitan dar tratamiento a datos, y otro de garantías para el ejercicio de los derechos por parte de los ciudadanos. La legislación se amplió durante el 2017 en materia de infracciones, con objeto de responder a una difusión y aplicación todavía pobre de alguna cultura organizacional sobre uso correcto de los datos personales. Los expertos esperan que esas reformas y acciones pedagógicas continúen hacia una compatibilidad con el RGPD. 

EUROPA Y AMÉRICA LATINA: LEGISLACIONES Y PROFESIONALIZACIONES ÚTILES EN AMBAS ORILLAS DEL ATLÁNTICO 

Así, en el panorama general de Latinoamérica y Europa, observamos una tendencia a estandarizar las normas y procedimientos en la materia que nos ocupa; lo que redundará en cierta universalización, a ambas orillas del Atlántico, de los derechos reconocidos a los ciudadanos sobre sus datos y la riqueza que éstos representan.

Pero, igualmente, debe considerarse que usar el RGPD como modelo es un paso más en un viaje de integración que ambas regiones deben fortalecer, solo así se enfrentan los grandes retos del futuro con posibilidades de éxito.

En el caso de la universidad pública y la autoridad competente españolas (la Agencia Española de Protección de Datos y la Universidad Nacional de Educación a Distancia – UNED), consientes de la necesidad de apoyar estos procesos integradores, han puesto en marcha un Programa Modular Online enfocado a formar a los futuros profesionales en materia de Protección de Datos de toda habla hispana: Experto, Especialista y Máster en el Reglamento General de Protección de Datos.

La matrícula cierra el 15 de diciembre, usted puede realizar estas formaciones desde cualquier lugar del mundo y asegurar su participación desde aquí.

Curso de Experto, Especialista y Máster en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la UNED

Compartir:

Email de información: jglez@cee.uned.es - rhc@agpd.es

Ir arriba