Cibercultura y privacidad

La enorme complejidad de los fenómenos ocurridos en el ciberespacio ha producido una transformación del lenguaje de amplios colectivos humanos. Las transformaciones que las generaciones digitales reinterpretan el relato sobre la realidad dando lugar a la cibercultura, sometiendo a esta nueva realidad las nociones de intimidad, protección de los datos personales e información y presentando a su vez novedosos y cambiantes matices.

Diversos investigadores y especialistas argumentan que la “intensidad” y virtualidad de las acciones realizadas entre el mundo real y el digital ha terminado por cambiar sustancialmente el discurso e imaginario de esta activa y creativa sociedad digital, hasta el punto de que comportamientos más propios del mundo virtual se confunden con los del mundo real: individuos que actúan como “zombies” en la vida real se convierten en tremendamente extrovertidos en la vida virtual, hecho que está siendo objeto de profundos estudios en las ciencias sociales.

Esta interacción entre el mundo real y el virtual está generando formas nuevas de ser y estar en el mundo. De esta forma, Internet y todo lo que le rodea logra algo realmente extraordinario: por un lado, se constituye como la tecnología inherente a las nuevas representaciones e interpretaciones de la realidad, y por otro lado, se constituye en sujeto de esa misma realidad.

El individuo ha dejado de estructurarse (en términos conceptuales) de forma prácticamente anónima (aunque siempre como reflejo de los otros) para pasar a estructurarse en un nuevo cosmos on-line en el que vive y ejerce actividad.

El anonimato está entre los conceptos profundamente modificados. La actual defensa del anonimato y la privacidad en la sociedad civil actual se apoya, principalmente, en algunos actores sociales y profesionales (como periodistas) y las familias. Los más jóvenes, nativos digitales, no muestran mucha conciencia sobre las posibles consecuencias de la sobre-exposición en la Web 2.0

Una pedagogía de protección de los datos y la privacidad para los nativos digitales

El individuo, en su vida digital, crea tendencias al hacer públicas informaciones personales que en la vida real son consideradas privadas: la vida transmitida en directo a través de Instagram, Facebook, YouTube, etc.

Internet, como medio de exposición, presenta uno de los principales rasgos de la postmodernidad: una radical desnudez OnLine, que convierte al individuo “real”, que ocasionalmente vemos por las calles, en un individuo que aparenta estar fuera de su elemento. En otras palabras, mientras que la cibercultura se orienta hacia una desnudez total del individuo, este muestra un triste anonimato en la vida real.

Parece como si el nativo digital, desconectado, tuviese serios problemas para verse a sí mismo como su representante en el mundo “real”, necesitando huir del anonimato, compartiendo indiscriminadamente su vida en la red. Igualmente, el individuo practica múltiples desdoblamientos de personalidad en los diversos mundos fantásticos que continuamente crean las industrias de entretenimiento en red.

En este estado, y sin olvidar que lo virtual no puede sustituir a lo real (es decir, lo virtual solo es una representación sofisticada de la propia realidad), se hace necesario ampliar y dotar de argumentos a una pedagogía que verse sobre el valor de la privacidad y su protección.

Hacer comprender a los nativos digitales que exponerse sin criterios totalmente claros sobre la seguridad y la intimidad conduce, entre otras cosas, a una posible pérdida de sí mismos como sujetos, pasa por difundir los instrumentos legales que existen en el espacio europeo (entre ellos el modelo de protección de datos).

Cursos avanzados Online de Protección de Datos para Latinoamérica

En tal sentido, la experiencia colectiva que estamos generando con el RGPD adquiere un notorio valor en lugares como América Latina. Hasta el punto de que potentísimas iniciativas formativas como el programa de Experto, Especialista y Máster en el RGPD creado por la UNED y la Agencia Española de Protección de Datos tiene como principal destino al público interesado en los países hermanos del otro lado del Atlántico.

En conclusión, cibercultura, privacidad y las normativas de protección y seguridad de los datos son ámbitos que comparten fronteras en muchos puntos. La noción de intimidad y privacidad en tiempos del ciberespacio es objeto de continuas metamorfosis, ya no son campos de investigación que puedan prescindir de una mirada multidisciplinar.

Compartir:

Email de información: jglez@cee.uned.es - rhc@agpd.es

Ir arriba